Ultrasonido de Tejidos Blandos

 

¿Para qué se realiza el estudio?

El ultrasonido de músculo y tendones se realiza para valorar lesiones a nivel de las grandes articulaciones: hombro, codo, rodilla, tobillo y cadera. Se valora también lesiones musculares, de ligamentos y de tendones, así como tumoraciones de los tejidos blandos.

Las radiografías observan únicamente el hueso, pero no los tejidos blandos, que sí son analizados por este tipo de ultrasonido que permite visualizar los músculos, tendones, meniscos y bolsas, entre otros. La información es de mucha utilidad para el médico tratante, sobre todo cuando las radiografías son negativas y el paciente sigue quejándose del dolor, tras un golpe, período de hinchazón o aumento de tamaño de dichas articulaciones.

El ultrasonido de músculo y tendones es un estudio que resuelve muchas situaciones incluso de una mejor forma que la resonancia magnética, siendo el ultrasonido más barato y fácil de realizar.

 

Indicaciones para su realización

  • No requiere preparación del paciente.

 

Tiempo del estudio
10 a 15 minutos