Ultrasonido Obstétrico

¿Para qué se realiza el estudio?

El ultrasonido obstétrico provee imágenes de un feto dentro del útero de una mujer, como así también del útero y los ovarios de la madre. Durante un ultrasonido obstétrico, el examinador puede evaluar el flujo sanguíneo en el cordón umbilical o en algunos casos puede evaluar el flujo sanguíneo en el feto o la placenta.

El ultrasonido obstétrico es un examen clínico que resulta útil para: establecer la presencia de un embrión/feto con vida, estimar el tiempo de gestación del embarazo, diagnosticar anormalidades congénitas del feto, evaluar la posición del feto, evaluar la posición de la placenta, determinar si el embarazo es múltiple, determinar la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé, controlar la abertura o el acortamiento del cérvix o entrada del útero, evaluar el crecimiento fetal, evaluar el bienestar general del feto.

 

Ultrasonido 4D

Este tipo de estudio complemente la valoración del obstétrico, permitiendo al médico visualizar de manera volumétrica la cara, orejas, manos, pies, columna vertebral, genitales, abdomen, entre otros. Se pueden obtener imágenes de la cara del bebé de una manera más real que en otros estudios. Generalmente se realiza entre las semanas 25 a 33.

 

Condiciones para que se lleve a cabo el estudio:

  • Si el bebé no cuenta con suficiente líquido amniótico, si la posición del bebé no lo permite o si la cantidad de tejido adiposo materno es significativa el estudio no se podrá realizar o bien se verá afectada la calidad del mismo.

 

Indicaciones para su realización

  • No requiere preparación del paciente.

 

Tiempo del estudio
15 a 20 minutos