Ultrasonido de Abdomen Completo (Abdomen Superior, Retroperitoneo y Pelvis)

 

¿Para qué se realiza el estudio?

Se practica para visualizar las vísceras del abdomen como el hígado, la vesícula, el páncreas, el bazo y los riñones. En la mujer se observa el útero y los ovarios y en el hombre la próstata y la vejiga. En ambos sexos se incluye también el estudio de retroperitoneo y la aorta abdominal.

Con este examen se descarta o se confirman lesiones en las vísceras. En el caso de los riñones y la vesícula: piedras, tumoraciones, procesos inflamatorios y quistes. En el útero y ovarios: quistes y tumores, como metástasis. Además en el hígado se estudia si este tiene grasa o no.

La observación incluye el tamaño de los órganos para determinar si es normal o anormal así como si existen malformaciones congénitas de dichos órganos. También se practica en pacientes con dolor abdominal crónico que se desconoce su origen y en pacientes con pérdida de peso sin causa aparente.

 

Indicaciones para su realización

  • No es necesario presentarse con la “vejiga llena”, pues los equipos médicos modernos con los que contamos no lo necesitan por el nivel de precisión.
  • Seis horas de ayuno.

 

Tiempo del estudio
10 a 15 minutos